ansiedad social

Como ya hemos tratado anteriormente, las fobias son una patología que aparece en ciertas personas que llegan a sentir un miedo irracional a algunas cosas, situaciones o momentos. Por increíble que parezca, este miedo puede tener lugar en cualquier situación, y llega a paralizar a la persona que lo sufre, impidiendo que se relacione correctamente con el medio que le rodea. Por lo general, se trata de un episodio pasajero, pero dependiendo de las causas, los síntomas pueden mantenerse durante mucho tiempo, siendo realmente perjudicial para la persona que lo sufre. Una de las fobias que más problemas causa es la conocida como ansiedad social, pero ¿cuál es el tratamiento para la fobia social?

Qué es la fobia social

La fobia social es un estado de nervios y malestar general que tiene lugar ante situaciones en las que el foco social se centra en una determinada persona. Ocurre principalmente en personas muy tímidas y vergonzosas, cuando tienen que estar en un entorno social donde no conocen a nadie o cuando tienen que hablar en público.

Entre los síntomas de la ansiedad social se encuentran el miedo irracional, ansiedad, sudoración excesiva, nervios, etc. Incluso es posible llegar a presentar otros síntomas físicos, como enrojecimiento de la cara, dolor abdominal, mareos, etc., aunque esto ocurre solo en los casos más extremos.

No existen unas causas claras sobre la aparición de este problema, aunque parece tener un componente en la personalidad de los sujetos más tímidos e introvertidos. La falta de relaciones durante la etapa de adolescencia, padres demasiado autoritarios o críticos, y una personalidad insegura, parecen ser pautas que se repiten en personas con ansiedad social.

Tratamiento para la fobia social

La interacción humana es necesaria para lograr un buen estado de salud mental, por eso, es recomendable buscar un tratamiento adecuado para eliminar este trastorno de ansiedad social. La respuesta a cómo curar la fobia social, pasa por comprender que no se trata de una enfermedad como tal, sino de un problema conductual que puede tener su desaparición entrenando las habilidades sociales de la persona, y buscar otros problemas psicológicos que puedan aparecer en el paciente.

No son nada recomendables los medicamentos para tratar esta problemática, puesto que sus efectos reales son dudosos, excepto en situaciones muy graves de episodios de ansiedad fuertes o de depresión. Se trata de medicación de la familia de los ansiolíticos, con fuertes efectos secundarios, por lo que es mejor evitarlos siempre que sea posible.

Sin embargo, se ha demostrado que el tratamiento psicológico es bastante efectivo a largo plazo, entrenando al paciente en aquellas situaciones que causan el episodio de fobia social. A través de la psicoterapia, se detectan los pensamientos y modifican los que son perjudiciales para su calidad de vida. Así, se expone al paciente de forma controlada a las situaciones que teme y que causan ansiedad, de modo que disminuye progresivamente hasta que el propio individuo logra controlarla.

Como ves, es posible realizar un tratamiento para la fobia social que ayude a controlar el problema. Si crees que puedes padecer ansiedad social, ponte en contacto con un especialista que evalúe tus síntomas y te guíe por el camino más adecuado. Mantener una buena salud mental es posible si pides ayuda. Y tú, ¿crees que padeces fobia social?

 

Article by El Blog de la Salud

no replies

Leave your comment